sábado, 9 de septiembre de 2017

CÓMO DESEO

Jardín Canario, a media tarde. Fotog. propia.
Cómo deseo las trompetas de nuevo
y que caigan los muros
y penetre
el polvo del camino
los orificios que esconden tu nombre

cómo deseo la luz
que abra el silencio de las puertas
el reflejo manso del agua en el aljibe
y tocar el espacio de la sal dormida
los sudores festivos de tu horizonte
en la arena

cómo deseo el paso por las huellas
de los carros
infinitas paralelas
tropezar con la hierba de las lindes
y crear
en la húmeda quietud
del vacío sus formas

cómo deseo la risa
descontrolada y sin afeites
flotar los colores del sueño
y recorrer en tu regazo la lluvia
desnudos los pies
como anclas del aire
caminando

pero te maté
el día en que mayor me hice
para no sentir
de pronto
la desnudez que me cubría

esa hora
-maldita ya-
de inventar las palabras
otra vez
para no morir en ellas

y ahora
en la panza del cetáceo
al que habito
tu sentencia
aguardo.

M.A.N.H. (04/09/17)

jueves, 31 de agosto de 2017

EL CORAZÓN ATRIBULADO

A vegetales vísceras sometido,
el verde corazón de la manzana
ni respira, ni ilumina, ni gana
de la tarde, el silencio que se ha ido.

Intercambio de sombras y de ruido
en el óxido azul de la ventana,
con luna y claro sol de porcelana,
espejo de una noche sin sentido.

Pesadas cadenas lastran el sueño,
trastocando lo dulce en salado,
haciendo inútil el humano empeño.

Así, el corazón atribulado
emerge de la bruma y del ensueño
inquieto el paso, andando de lado.

M.A.N.H. (31/08/17)

domingo, 13 de agosto de 2017

SÉ QUE NO PUEDO

Alerta al fondo de la llanura
como una gacela entre la hierba alta
libre intransigente
eterna
sé que no puedo morir
que vivo pequeño
creciendo
en una cópula febril y amante

aunque sean polvo las huellas
y polvo la esencia de mis voces
y olvido
en la nube sin forma de lo alto
mendigo en cada grieta
de tanta agua que escurre
de tanta luz derramada
testigo
de la luna que pasa
y que algo se lleva
de lo creciente o menguante
de la marea

morir como mueren los días
deshaciendo lo escrito
de la vida
de la calma
de los cuerpos que se sumergen
en su propia simiente
lagartos del aire sin las alas
desnudando
ansias y deseos

como la tarde aquella
en que las palabras huyeron
y eran tus ojos luceros que quemaban
y te daba poemas
afilados como puntas de lápices
y tu sonrisa refulgía
mano y sombra de lo inacabado

sé que no puedo morir
a pesar del descabello de las ideas
del picor en las palmas de las manos
lacerante
del soplo del verbo que me das
y luego me quitas
de la pizarra en la que escribo
con los dedos manchados
casi sonriendo

para qué
si soy palabra que busca
otra palabra
verso a medio componer
canción
pendiente.

M.A.N.H. (06/08/17)

domingo, 6 de agosto de 2017

LOS HILOS DE LAS CIRCUNSTANCIAS

Yo no sé de intrigas ni de misterios
ni de cuando llega otra ola
a tu orilla
entre la arena nueva

sólo veo ese horizonte que se abre
en tonos rojizos y amarillos
por donde quiero caminar
hasta encontrarte toda sol y risas

me envías un saludo en un soplo de viento
y yo te contesto en la marea
pero más rápidas son las nubes que pasan
como garabatos

tal vez
sólo tal vez
sepa
cómo se enhebran los hilos de las circunstancias
que te acercan
que te alejan
pero
entre las sombras dudo
del paso del sueño por el ojo de una aguja

bastaría un quinqué encendido en la puerta
migas de pan tan solo
o la perlada forma de tus ojos cerrados
en un beso
y
sería plena
la luz

M.A.N.H.

viernes, 28 de julio de 2017

MIGAS DE PAN

La última vez que con migas de pan dije
te quiero
los pajarillos del día siguiente
anunciaron tu despedida
y
el gato de los relojes
con sus botas de siete leguas
desandaba lo andado
ante las puertas

no hubo un minuto de tregua
bajo el sol del abismo

el viento de la tarde en la cocina
consumía el sueño
y en los ojos
la arena fría dictaba su sentencia

de la profunda selva de caricias y besos
entre la cal viva
no sabía cómo
indemne
se regresa
la última vez que con migas de pan dije
te quiero.

M.A.N.H. ( 23/07/17)


miércoles, 26 de julio de 2017

UNA PIEL LIMPIA

Tú que temes los espacios vacíos
que se abren más allá de ti mismo
dónde escondes la marca de las sombras
dónde el cansado ahínco de la tarde
el vómito perfecto de la ausencia

camina no pares entre la grama
a negociar dispuesto el desaliento

hidalgo sin la mancha y sin molino

nada dudes que no se haya contado
entre fuegos de artificio y palabras

avanza casi brumo por la pena

como aquel poeta a su suerte ya solo
algún día hallarás una piel limpia
que ponerte encima de gabardina.

M.A.N.H. (24/07/17)

sábado, 15 de julio de 2017

DESPEDIDA

                               (A los perdidos camaradas)

I

Hoy veo puertas
que atrás se cierran,
silencios
que acallan luces
y certezas,
tal vez un sueño.

Hoy a marchar
me obliga
el pudor de ese sueño
clavado
en las entrañas.
La palabra
de sus voces.

Quizás mejor
hubiera sido haberme
sacado los ojos,
o volver la espalda
y respirar despacio.
Voltear las ideas.
Mirar al suelo.

Hoy quedan lejos
las respuestas,
como lejos lo posible,
y prefiero
con mis propios errores
equivocarme.
Pedir luz
y taquígrafos
con versos al aire.

Una postrera equivocación,
un último argumento,
un consejo final
les dejo:
                ¡Abran los ojos!

II

Canarios no cantan
alrededor
de las hendidas heridas.
                ¡Salgan a la calle!

Miren
lo que ocultan las sombras,
enumeren
las causas perdidas,
los esfuerzos vanos,
los cuerpos en las cunetas.

¡Derriben!
                ¡Construyan!
                                   ¡Saneen!
No nieguen
lo que fue,
que ahora queda
enterrado.

Sentirme parte
ya no puedo:
las cerradas puertas,
las vergüenzas al aire,
la podredumbre.

Sólo queda la despedida.


M.A.N.H. (25/12/14)

NO ME QUEDAN EXCUSAS

No me quedan excusas en la sedosa ternura del mar
pila de sombras de tu cuerpo desnudo
que atrapo y se me escapa
Y de mí mismo dice palabras
pegajosas
en silencio

Que salga la luna con tu sonrisa me mata
No te alcanzo
y sin embargo ahí estás
La imagen dibujada en el espejo
que sueña sin sueño
y construye metáforas como pisadas de gato
tan lúcidas tan ciertas
que sangran en papeles transparentes
Polvacera
que abre puertas por donde se cuelan los rastrojos
Siempreviva la siempremuerta

Cómo añoro una taza de café bien caliente
y el peso de tus manos en la arena de mis ojos
Recordar
cómo éramos
paredes de piedra
al lado del camino
hojas de periódicos que anuncian
cómo se deshacen los tiempos verbales
la sustancia de las tardes
la ropa de los relojes

Sólo sé que amo la posibilidad escondida en la ausencia
la caravana de pasos que abren senderos al viento
Se me escapa
el poema que anuncias
que reafirmo
Tal vez vivir sea ya un tipo de muerte
mas qué importa

M.A.N.H. (09-07-17)

viernes, 14 de julio de 2017

VIENE

En las calvas cabezas de los edificios
cae,
como amenaza que viene de lejos,
a socavar la memoria,
a invadir lo seguro.
Llega,
sin pedir permiso,
para nombrar el pasado,
para acallar sus conjuros,
con el repiqueteo de los tacones.
Arrastra,
a su paso,
señales y medidas,
ausencias y reflejos.
Viene
y, con ella,
aromas trae.

M.A.N.H. (02-11-15)

miércoles, 5 de julio de 2017

FRÍA EN LA TARDE

En el reflujo de la ola
pardela al horizonte
con las naranjas escapas
fría en la tarde fría
en los pecios de mis huesos
Otra vez sin asidero
despierta la medialuna
el aire que se levanta
fría en la noche fría
en la nube de tus ojos

M.A.N.H. (02/07/17)