domingo, 18 de junio de 2017

SATURNALES

Aquí estamos, descendientes de Rómulo, descendientes de Ascanio, como Roma, confundidos.
Nos convoca Virgilio. Eneas nos convoca. No por la magia ilusoria de las palabras convertida en el vino de las tabernas, sino por la épica y las tradiciones amenazadas.
En esta triste hora para el Imperio, Saturno guarde nuestros pasos, guíe nuestro juicio.
¡Ah, la madre loba en las siete colinas tendida y delirando! Amos y esclavos, patricios y plebeyos, indistinguibles.
¡Ah, las fauces abiertas y rugiendo de los bárbaros a las puertas!
¡Ah, los antiguos rituales olvidados!
Bailemos y bebamos en tu honor, Baco. Recordemos, Juliano, tu nombre. Convoquemos el oráculo de la verdad en esta hora fanática.
Triste la suerte de la patria.
¡Fiémonos a los dioses!

M.A.N.H. (13/03/17)

2 comentarios: