domingo, 13 de agosto de 2017

SÉ QUE NO PUEDO

Alerta al fondo de la llanura
como una gacela entre la hierba alta
libre intransigente
eterna
sé que no puedo morir
que vivo pequeño
creciendo
en una cópula febril y amante

aunque sean polvo las huellas
y polvo la esencia de mis voces
y olvido
en la nube sin forma de lo alto
mendigo en cada grieta
de tanta agua que escurre
de tanta luz derramada
testigo
de la luna que pasa
y que algo se lleva
de lo creciente o menguante
de la marea

morir como mueren los días
deshaciendo lo escrito
de la vida
de la calma
de los cuerpos que se sumergen
en su propia simiente
lagartos del aire sin las alas
desnudando
ansias y deseos

como la tarde aquella
en que las palabras huyeron
y eran tus ojos luceros que quemaban
y te daba poemas
afilados como puntas de lápices
y tu sonrisa refulgía
mano y sombra de lo inacabado

sé que no puedo morir
a pesar del descabello de las ideas
del picor en las palmas de las manos
lacerante
del soplo del verbo que me das
y luego me quitas
de la pizarra en la que escribo
con los dedos manchados
casi sonriendo

para qué
si soy palabra que busca
otra palabra
verso a medio componer
canción
pendiente.

M.A.N.H. (06/08/17)

domingo, 6 de agosto de 2017

LOS HILOS DE LAS CIRCUNSTANCIAS

Yo no sé de intrigas ni de misterios
ni de cuando llega otra ola
a tu orilla
entre la arena nueva

sólo veo ese horizonte que se abre
en tonos rojizos y amarillos
por donde quiero caminar
hasta encontrarte toda sol y risas

me envías un saludo en un soplo de viento
y yo te contesto en la marea
pero más rápidas son las nubes que pasan
como garabatos

tal vez
sólo tal vez
sepa
cómo se enhebran los hilos de las circunstancias
que te acercan
que te alejan
pero
entre las sombras dudo
del paso del sueño por el ojo de una aguja

bastaría un quinqué encendido en la puerta
migas de pan tan solo
o la perlada forma de tus ojos cerrados
en un beso
y
sería plena
la luz

M.A.N.H.